Alicia M.

15.07.2019

Alicia es amiga de una de mis mejores amigas, ellas son compañeras de trabajo y siempre los contactos boca a boca son los que mejor hablan del trabajo de uno. 

En este caso, Alicia contactó conmigo porque se acababa de comprar una vivienda, estaba haciendo una reforma y quería dejar el salón comedor acorde al resto de la vivienda y los nuevos cambios. 

La clienta vive sola en un piso de 3 habitaciones y el salón refleja una personalidad femenina, elegante y a la que le gusta estar también acompañada de sus amigos. 

El comedor se planteó con una mesa plegable recogida para usarlo solo cuando hubiera visitas, ya que Alicia suele comer en su trabajo cuando tiene guardias o en la mesa de centro elevable viendo la televisión. 

Se diseñó un mueble bar a medida en un rincón del salón para animar a las visitas y el resto del espacio con un sofá cómo y grande y una butaca que completa los asientos necesarios para las reuniones informales. 

Estado previo a la intervención