Yaiza F.

04.01.2017

Yaiza contactó conmigo porque había alquilado un local comercial y necesitaba habilitarlo como oficina para su nuevo negocio. Era un local muy descuidado y destinado a otro uso. Le dimos la idea de cerrar el hueco de la escalera de manera sutil para aprovecharlo como "almacén" ya que el propio almacén pasó a ser una sala de reuniones más privada.