¿Crees que necesitas un interiorista?

30.11.2020

Si te haces esta pregunta, probablemente ya sepas la respuesta y es SI, un rotundo si. 

Hace tiempo escribí otra entrada en el blog en la que describí cual era nuestro cometido, cuáles eran nuestras tareas y la diferencia de hacer un proyecto nosotros mismos a dejarlo en manos de un profesional, sobre todo si se trataba de un negocio. 

En un estudio de interiores, lo normal es que tengamos los conocimientos técnicos y las herramientas necesarias para la representación de las ideas y su ejecución. De manera que los clientes podrán ver los resultados de sus proyectos antes de que se lleven a cabo y así poder definirlos al máximo hasta quedar satisfechos.También hay que tener en cuenta que en esta profesión hay mucho intrusismo y antes de contratar a un interiorista o decorador hay que conocer sus credenciales... que después hay muchas chapuzas, tener algo de estilo sirve para poner una mesa bonita pero no vale para hacer una reforma o el diseño de toda una vivienda.

Dependiendo de las características del proyecto y de su uso final sólo hay que dejar volar la imaginación, conocer las tendencias y materiales que hay en el mercado, ajustarse a un presupuesto dado por el cliente, a la idea principal y su función.

El diseño aporta valor a los espacios comerciales y residenciales y desde interioristaonline, estamos convencidos de ello. Trabajamos de manera online para dar servicio a todo tipo de clientes, particulares y empresas en cualquier parte del mundo. 

Esas imágenes son todas de uno de los proyectos del Studio McGee que seguro que ya habrás visto en Netflix y si no lo has visto.. ya estás corriendo a encender la tele ;) De momento a ellos le funciona este tipo de diseños todos prácticamente iguales, están enfocados en un tipo único de clientes, es otra forma de trabajar y funciona a quienes ya tienen una buena cartera de clientes o cierta popularidad. El cliente es quien busca al interiorista. También puede sucederle a una interiorista española como es Miriam Alía. Tiene un estilo muy marcado y sus clientes buscan ese tipo de diseño, totalmente distinto al de Luis Puerta, por ejemplo. Son interioristas que tienen su estilo definido y sus proyectos son reflejo de ese estilo. Obviamente los clientes van buscando eso, no es que estos interioristas impongan su criterio antes que escuchar a sus clientes..

También ocurre esto muchas veces, sobre todo con los interioristas más inexpertos o los que realmente no tienen mucha idea. Imponen su diseño aunque no sea del agrado de sus clientes. Algunas veces sí que tenemos que guiar a algunos clientes que tienen algún deseo que bien no se puede realizar por falta de presupuesto, por incoherencia con el resto del proyecto o estar totalmente descontextualizado o porque simplemente es algo muy grande o muy pequeño para ese espacio. 

Por lo menos desde aquí tratamos de solventar cualquier requerimiento y si no se puede una cosa, trabajamos para conseguir otra parecida que funcione mejor. Son los clientes quienes me marcan la idea principal del proyecto y yo me adapto a sus gustos e intereses aportando los conocimientos y la experiencia que tengo. 

Para mí, el Diseño de Interiores es una disciplina capaz de transformar los espacios transmitiendo sensaciones a las personas que lo habitan a partir de materiales, texturas, luz, color, elementos decorativos.. los interioristas jugamos a ser una mezcla entre arquitectos y psicólogos, capaces de conseguir que una persona se sienta bien en su vivienda o que pueda vivir verdadero terror durante una exposición en la nueva instalación de un museo. 

No es que seamos seres mágicos del bosque, es que está estudiado de manera científica. Los neurotransmisores de nuestros cerebros se activan de una manera u otra dependiendo de las sensaciones que recibimos del exterior, de los colores que nos rodean, de las formas, de los materiales, de las texturas.. es todo un proceso creativo el que se lleva acabo en un proyecto.