Alicia y Nacho

15.01.2020

Alicia me escribió porque su madre se había comprado una segunda vivienda en la playa y quería regalarle por Reyes el interiorismo del salón comedor. Esta reforma empezó justo antes del parón por la pandemia, se cambió el suelo y la iluminación al completo. La cocina también se reformó abriendo el espacio al salón. Tiene una planta irregular y salida a un balcón por el que entra muchísima luz. Se buscaba dar una solución económica a una segunda vivienda destinada a disfrutar las vacaciones de verano, por lo que la mayoría de muebles fueron elegidos en IKEA y se destinó parte del presupuesto a la decoración para dar el toque elegante. Han tenido algunas dificultades a la hora de conseguir los muebles y complementos por la falta de escasez de la pandemia y los comercios cerrados, pero se han solucionado todos los inconvenientes. Ya están disfrutando del salón y la espera ha merecido la pena ;)